ED.EMOCIONAL


A lo largo de este curso podréis ir comprobando la importancia que damos a las emociones en nuestra aula. El primer día de cole es un momento clave para comenzar a trabajarlas. Los alumnos vienen con las emociones a flor de piel después  de todo el verano.  Volvemos a ver a nuestros amigos (¡qué alegría!), vamos a conocer a nuestra nueva profe (¡qué nervios!), tenemos que madrugar (puff, cuánta pereza), y así  una infinidad de sentimientos y emociones  invaden sus cabecitas. ¿Cabecitas?? Será corazoncitos, Beatriz, me dijo una vez una alumna.
Soy de esas profes que considera que los alumnos deben conocer muy bien el órgano más importante a la hora de aprender. Descubrir cómo funciona su cerebro les ayuda a entender lo que les ocurre cuando están memorizando, cuando no son capaces de prestar atención, cuando sienten miedo a la hora de hacer un examen o cuando tienen muchas ganas de repetir una actividad porque estaban muy motivados...por poner algunos ejemplos.
Me encanta ver las caras de sorpresa cuando le explico que dentro de su cerebro existe una estructura en forma de almendra que se llama "amígdala" que es núcleo de nuestras emociones.
La amígdala es la encargada de generar la “gasolina” necesaria para que podamos aprender. Por eso, cuando algo nos gusta, nos concentrarnos en esa tarea durante más tiempo, no nos distraemos, lo aprendemos y no se nos olvida.  Sin embargo, cuando un alumno tiene problemas de tipo emocional, se siente triste, ausente, se distrae con frecuencia y es muy difícil que tenga una buena respuesta en el aula. Porque la emoción es un elemento clave en el aprendizaje de nuestros alumnos. Cuando la emoción se apaga, las consecuencias para el aprendizaje de un alumno son realmente negativas.
Hoy en día podemos hablar que el binomio cognición-emoción es indisoluble, debido al diseño y funcionamiento del cerebro. Es por ello que se hace imprescindible que las emociones participen y se tengan en cuenta en todo el proceso de aprendizaje de los alumnos.

La primera semana del cole decidí preparar una serie de dinámicas para trabajar aspectos tan importantes como el conocimiento de uno mismo y de los demás, la cohesión de grupo, el reconocimiento de diferentes emociones...Creo que nos ha ayudado mucho a conocernos, a entendernos y a querer comenzar a trabajar juntos como equipo.

En las siguientes entradas os explicaré algunas de estas dinámicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario