martes, 29 de enero de 2019

NUESTRO EMOCIOREFRANERO


Durante estas semanas hemos estado trabajando en clase los refranes. Reconozco que me gustan mucho y trabajarlos con mis alumnos/as me ha hecho volver a mi niñez. ¡¡Me recuerdan tanto a mi abuela!!  Como buena castellana, era una mujer muy refranera y siempre utilizaba los refranes para darnos consejos, ponernos un ejemplo o enseñarnos algo.
Así que decidí que era una ocasión perfecta para que mis alumnos/as preguntasen en casa a sus padres, abuelos, tíos... algún refrán y lo trajesen al cole. La verdad es que hay infinidad y cada uno conlleva un mensaje, una enseñanza que nos invita a la reflexión.
Muchos de estos refranes son una verdadera lección de vida y están muy relacionados con la educación emocional. Me pareció una idea perfecta para vincular el currículum con las emociones.
Elaboramos una lista de más de veinte refranes y fueron eligiendo los que ellos pensaban que nos enseñaban algo relacionado con alguna emoción y a qué emoción en concreto se referían. La verdad es que se sorprendieron de cuántos había.
Y como en clase estamos trabajando con el “Emocionario” pues se nos ocurrió hacer nuestro “Emociorefranero”. 


Cada niño/a eligió un refrán y lo ilustró con un dibujo. Lo hemos puesto en el pasillo de clase para que los demás compañeros/as del cole lo puedan ver.




Es increíble la de cosas que se pueden trabajar con las emociones y como el curríulum muchas veces nos invita a ello. ¡Aprovechemos estas oportunidades!. Nuestros niños y niñas nos lo agradecerán.